Miércoles, Abril 23, 2014 - 14:34

Seis muertos y varios lesionados, el saldo del fuerte percance

Mueren estudiantes de la UNAM en choque

AGENCIAS

TOLUCA, EDOMEX.- Arlette Díaz de León, profesora adjunta de la Facultad de Economía de la UNAM que viajaba en el autobús que se volcó ayer en la México-Toluca, donde fallecieron seis universitarios, recordó como una pesadilla el accidente.

"Salimos en el camión como a las 6:30 de Observatorio, íbamos en la carretera, no tenía mucho que habíamos entrado, tal vez como una hora; yo me tapé la cara para dormir un rato, porque empezaba a entrar la luz del día.

"Entonces sentí el golpe y recuerdo tener la sensación de que avanzamos mucho, el camión se volteó, yo oí gritos de todos y se sentía arena o tierra por lo que cargaba el camión que nos pegó, fue espeluznante", recordó.

El accidente ocurrió a las 7:50 horas de ayer, a la altura del kilómetro 41 de la autopista: uno de los remolques de un tráiler que transportaba trigo, se desprendió del vehículo e impactó el autobús en el que 33 alumnos y tres profesores de la Facultad de Economía viajaban.

SEIS MUERTOS

El golpe causó la volcadura del camión. Fabián Gariglio Rangel, Pablo Esquivel, Alma Fernanda y María Fernanda Acevedo Arroyo, todos de 18 años, Daniela Bárcenas, de 19 y el profesor Paulo Scheinvar, de 60, fallecieron en el lugar.

"Íbamos a nuestra práctica de campo y el tráiler se nos atravesó y nada más sentí cuando nos volcamos. Yo estaba bien, me enderecé y vi que una profesora ya no tenía el brazo, nos sacaron y se dio a la fuga el tráiler", describió Itzel, otra estudiante.

Trece personas más fueron trasladadas a los hospitales Adolfo López Mateos, la Clínica 220 del IMSS y el Hospital de Traumatología de Lomas Verdes con diferentes lesiones; dos de ellos se reportan graves.

Mario Rodríguez, uno de los alumnos de la Facultad de Economía de la UNAM que viajaba en el autobús, recordó: "Yo creí que era un sueño, todo pasó tan rápido. Me aferré a la silla y nada más quería agarrar a una compañera maestra, pero no la pude agarrar", relató.

DETIENEN AL CHOFER DEL TRÁILER

En su intento de huir, el chofer del tráiler, Rafael Durán, de 28 años de edad, avanzó siete kilómetros más, pero ocasionó una carambola en el Municipio de Lerma, donde se vieron involucrados siete automóviles y dejó como saldo otras cuatro personas lesionadas.

El conductor fue detenido y puesto a disposición de la Policía Federal para deslindar responsabilidades.

Tras los hechos, los padres de los jóvenes fueron enterándose de lo ocurrido a través de los propios afectados.

"Mi hijo me llamó, yo creo cuando pudo retomar la conciencia; en ese momento me dijo lo que les había pasado, que un camión los había embestido y que tenía su oreja destrozada, y que le dolían mucho las piernas", narró Abraham Gómez, el padre de Óscar, quien viajaba en el autobús.

PRIMERA PRÁCTICA

Los alumnos de la UNAM que se accidentaron en la México-Toluca no rebasaban los 22 años. Forman parte de tres grupos distintos del segundo semestre de la Facultad de Economía y este fin de semana realizarían su primera práctica del curso.

El objetivo del trabajo consistiría en la observación directa, levantamiento de registros y encuestas, por lo cual la mayoría iba entusiasmada, aseguraron amigos de dos de los lesionados internados en el hospital "Adolfo López Mateos".

Alejandra Gutiérrez y Josúe Hernández, informaron que los alumnos y sus padres hicieron aportaciones en diversas cantidades desde hace dos meses, para reunir la suma que les permitiría cubrir los gastos del viaje de dos días, incluyendo el transporte, comida y alojamiento, pues tenían planteado regresar el fin de semana y alojarse en una ciudad de Michoacán.

MURIÓ UN PROFESOR

La salida fue organizada por los profesores, uno de ellos murió. De acuerdo a la logística que habían acordado, salieron de la Facultad poco antes de las 7:00 de la mañana. El ambiente que se vivió minutos antes de la tragedia, era de alegría, la mayoría platicaba y bromeaban e incluso iban cantando, narraron dos de los sobrevivientes, quienes aseguran que aunque muchos no se conocían entre ellos, de inmediato se generó camaradería.

Joaquín, uno de los sobrevivientes, informó que tenían planeado regresar el sábado por la noche.

Todos coinciden que nadie se percató de lo que ocurrió segundos antes del percance: simplemente escucharon un sordo golpe en la parte trasera, y después todo fue obscuridad y lamentos.

 

 

 AGENCIAS