Sunday, November 23, 2014 - 16:07

Uso de fuentes de energía alternativa; Chiapas está a la vanguardia

En Chiapas la utilización de fuentes de energía alternativa es ya una realidad que ha colocado a Chiapas como líder en la producción y consumo de biocombustibles.

Es importante reconocer el compromiso del Gobierno del Estado de Chiapas con el cuidado del medio ambiente y la trascendencia que tienen en el ámbito nacional las acciones para producir y utilizar bioenergéticos.

Como ejemplo de lo antes mencionado, se instaló la planta productora de biocombustibles en Puerto Chiapas y se ha impulsado con éxito la reconversión productiva, promoviendo la sustitución de cultivos tradicionales, como el maíz de autoconsumo, y que afectan el medio ambiente, por otros sustentables y que mejoran el ingreso de los productores chiapanecos.

En Chiapas, trabajar con nuevas plantaciones dedicadas a la producción de cultivos productores de bioenergéticos como la jatropha, está dando resultados de gran beneficio para los productores, para el medio ambiente y a mediano plazo, para la economía del estado y sus habitantes, por el interés que está despertando en medios como la aeronáutica, [en números, para el año 2012 se espera tener 30 mil hectáreas de cultivo y producir 30 millones de litros de aceite de piñón para generar el biodiesel].

Por lo tanto es un trabajo conjunto entre gobierno, empresas y el de nosotros como sociedad la tarea de impulsar proyectos productivos aprovechando la demanda creciente de biocombustibles, de promover de manera simultánea la cultura de conservación de recursos no renovables y de promover también el uso de tecnologías y productos no contaminantes que ayuden a la conservación del medio y combatan el cambio climático.

En Chiapas ha logrado completarse la cadena ya que se cultiva la jatropha, se realiza la extracción del aceite y se produce el combustible que luego es usado en el transporte público de Tuxtla.

En mi opinión la experiencia que Chiapas está registrando en uso de biocombustibles es altamente positiva y está a la vista con el transporte público conocido como [Conejobus], que circula en la capital del estado y que funciona con biodiesel, lo que además de traer beneficios al medio ambiente, tiene efectos positivos en la economía de los productores chiapanecos.

Por lo tanto Chiapas se perfila como el gran impulsor de biodiesel, en cuya producción en la entidad tendrá una participación excepcional con la generación de este tipo de energía alternativa a través del cultivo de la palma de aceite y el piñón.

Por ello, resaltó que Chiapas ocupará siempre uno de los primeros lugares como el gran impulsor de esta energía alternativa en nuestro país.

El Estado de Chiapas es puntero en este tipo de fuentes de energía, así es que cuenta con 10,000 hectáreas de Jatropha y está impulsando la plantación de 100,000 hectáreas de palma de aceite. El pasado mes de mayo inició con una producción de 30 mil litros diarios de biodiesel de palma de aceite a través de tres plantas de alta tecnología ubicadas en Tuxtla Gutiérrez y Tapachula.

El Estado también tiene el potencial para convertirse en la plataforma de suministro de bioturbosina que necesita la aeronáutica, que se realiza con la palma de aceite y el piñón, con la que se produce el biocombustible que ya se utiliza en el transporte urbano de Tuxtla Gutiérrez y en Tapachula. Con esto inicia Chiapas la era de biocombustibles en México.

 

Sergei Lizama

Docente e Investigador

Escuela Bancaria y Comercial

Campus Chiapas

[email protected]

Relacionado