Friday, October 24, 2014 - 18:07

Cultura mixe, cercana a los olmecas

El maestro Jorge Molina Domínguez , investigador mixe, sostuvo que los habitantes de la región mixe comparte varios rasgos que hacen pensar que "provenimos de la cultura Olmeca ; hay indicios culturales comunes con ellos; por ejemplo, la numeración de 1 al 20 es característica de las culturas mesoamericanas. Nosotros usamos la numeración de 1 al 20", esta posición causó polémica entre los asistentes a la exposición del especialista.

La narración sobre la milenaria historia Mixe contó con la asistencia de diversas autoridades y alumnos mixes.

Los números nos delatan

El especialista explicó: "Contamos del uno al 20 y después del 20 décimo, 21, 22... hasta llegar al 40 y decimos 41, 42 y así de 20 en 20.

Nuestra cultura está basada en la cultura Olmeca, cuya numeración básica es del 1 al 20", aseguró.

Es especialista señaló un mural: "En él podemos observar elementos que nos relacionan con las culturas que se asentaron también en la región de Mesoamérica como los mayas, los aztecas entre otras culturas, las cuales nos hace comunes a ellas; cabe recordar elementos como la forma de contar, el calendario solar y el calendario ritual", sostuvo el historiador mixe.

Cinco días nefastos

Molina Domínguez, originario de Totontepec, Mixe y catedrático de la Universidad Autónoma "Benito Juárez" de Oaxaca (UABJO) precisó: "En el mural tenemos 20 soles, 10 por un lado y 10 por el otro lado, pintados de color amarillo y azul, estos 20 soles, si los multiplicamos por 18 meses, de color amarillo, dará un resultado de 360 días, pero seguramente alguno se va preguntar que el año no tiene 360 días, sino 365. Pues precisamente los cinco días que faltan los antepasados los guardaban para no hacer nada, porque ellos consideraban esos días nefastos o de mala suerte", indicó.

"De acuerdo al legado de las culturas Mezoamericanas se señalaba que las cosas salían mal en esa época, pero si a esos cinco días, de amarillo y azul marino, agregamos los 360, suman un total de 365 días: un año", dijo.

Calendario solar y ritual

"Pero también tenemos un calendario ritual, donde si sumamos los mismos 20 soles con las 13 bolitas que están en círculo de color azul marino, que están sobre la franja roja, suman un total de 260 días, este es el calendario ritual; pero si seguimos multiplicando cuatro veces 13, el resultado es de 52 años que, de acuerdo con las culturas de Mesoamérica, 52 es el momento en que un ciclo de fuego terminaba e inicia otro, un nuevo ciclo", afirmó.

Cosmovisión Maya

"En diversos ámbitos se comenta que el 22 de diciembre de 2012 el mundo desaparecerá, para la cultura maya es así; en esa fecha el mundo termina y empieza otro ciclo, pero dentro de su cosmovisión, no físicamente, el mundo real no se acaba, sino que es un cambio y esto sucede cada 52 años", resaltó.

"Hay que recordar que los Aztecas, cuando terminaba 52 años, realizaban sacrificios humanos sobre las pirámides y para eso organizaban la guerra y capturaban a los esclavos para ocuparlos para el sacrificio, eso es lo que significa el número 52, los cuales no están puestos al azar", aseguró.

Los cuatro elementos

"También podemos observar en el mural el color café, el cual representa a la tierra; el azul, que simboliza el color del agua; el coral, al aire y finalmente el rojo, que significa fuego, estos cuatro elementos son los básicos en las culturas más importantes" afirmó.

Los colores del maíz

En la parte superior de la lona gigantesca, en la que según el exponente Mixe empleó un trabajo de 30 años de investigación: "se observa un maíz de color blanco, negro, amarillo y rojo, son los tipos de maíz que manejamos en el territorio Mixe" sustentó.

La Cultura Madre

Considerada como la Cultura Madre, la Olmeca se desarrolló hace más de 3000 años, entre 1200 y 400 Antes de Cristo. Los olmecas, "los que habitan la tierra de hule", fueron capaces de recoger y sintetizar las pautas culturales que por siglos se habían desarrollado en el área.

Entre el legado de la "cultura madre" de Mesoamérica se encuentran: los primeros edificios ceremoniales construidos de acuerdo con un plan bien determinado; la estructura social, capaz de organizar grandes obras; el primer y bien definido estilo artístico, plasmado lo mismo en pequeños objetos que en colosales esculturas; el dominio de la talla de piedras de gran dureza; un ritual fundamental: el juego de pelota; así como el desarrollo de sistemas calendáricos y de escritura.

Las investigaciones recientes han demostrado que su desarrollo no se circunscribió a la llamada área nuclear y hasta han sugerido la posibilidad de que algunos aspectos característicos de lo olmeca hayan aparecido primero entre grupos de otras regiones, como Chiapas y Oaxaca.

GABINO SÁNCHEZ VÁSQUEZ/ CORRESPONSAL.

Relacionado