Miércoles, Octubre 1, 2014 - 14:09

Crisis económica, causa de la migración: FIOB

Ante la pobreza en que viven los indígenas, la única opción que han encontrado es migrar hacia otros lugares para mejorar su calidad de vida , para encontrar un sustento económico.

La crisis económica ha sido una de las causas principales de la expulsión de trabajadores y trabajadoras, según el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB), unos 500 mil indígenas oaxaqueños viven en Estado Unidos, un 70 por ciento de ellos vive en el estado de California.

Durante décadas, la población oaxaqueña se ha desplazado por estados dentro de México, como Veracruz, Sinaloa, Sonora, Baja California, Distrito Federal y Estado de México, poco a poco fueron extendiéndose hasta llegar a Estados Unidos.

El FIOB señaló que el campo mexicano atraviesa una de sus peores crisis en la historia nacional, y eso también ha provocado que la gente abandone sus lugares de origen.

“La política del abandono que vive el mundo rural hace décadas” ha provocado la migración, aseguró Gaspar Rivera Salgado, integrante de l FIOB.

Agregó que de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), 58 de los 100 municipios se encuentran en Oaxaca, 10 de ellas están en la región Mixteca, una de las zonas más migrantes. “Todos estos factores confluyen para convertir al estado en uno de los mayores expulsores de población”.

Indicó que el FIOB ha demandado al gobierno estatal para que deje de dar la espalda a las comunidades indígenas, que se han caracterizado por las carencias de servicios básicos, de infraestructura y empleo.

LOS PROBLEMAS QUE ENFRENTAN

El coordinador del FIOB en Oaxaca, Bernardo Ramírez Bautista señaló que los problemas que enfrentan los migrantes son múltiples, y uno de ellos es el no hablar ni el inglés ni el español, una de las causas que generan conflictos.

En el estado de Oaxaca, más del 35 por ciento de la población habla por lo menos una lengua indígena, y el 14 por ciento no habla español. Esta cifra aumenta en las mujeres, ya que de cada diez personas que solamente hablan una lengua indígena, seis son mujeres.

De acuerdo con un boletín del Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria, en el estado de California abundan casos de mujeres y hombres que han sido condenados y encarcelados por la falta de entendimiento y una comunicación efectiva y fluida entre las partes y las instancias de impartición de justicia.

Al ocupar los puestos más bajos en el trabajo agrícola, la precariedad de las condiciones laborales los hace sumamente vulnerables a la explotación laboral, a los abusos en los pagos y la desprotección frente a situaciones riesgosas como la aplicación de agrotóxicos en los campos agrícolas, agrega el documento.

Los tratos discriminatorios hacen aún más difícil la vida de las y los migrantes.

PIJY GUTIÉRREZ

Relacionado