Friday, December 19, 2014 - 10:26

La educación en Oaxaca

La educación superior, por su naturaleza, está directamente vinculada con la atención de los grandes problemas del desarrollo integral del estado.

Su función estriba no solo en la formación de los profesionales que requiere el estado sino en la generación del conocimiento y la innovación tecnológica que contribuya a las soluciones de nuestras amplias y diversas necesidades.

La educación superior al igual que la básica y media superior debe formar ciudadanos y ciudadanas con un enfoque humanista, intercultural, que haga de ellas personas comprometidas con la colectividad, responsables, identificadas con la cultura e identidad del pueblo oaxaqueño, incluyentes, respetuosas de los demás y solidarias.

En Oaxaca, la educación superior, según el folleto de Oferta educativa de la COEPES, Oaxaca es impartida por 82 instituciones de distintos subsistemas universitario (55), tecnológico (15), y normal (12)) y unidades de la Universidad Pedagógica Nacional (3) los cuales se definen según su orientación y tipo de sostenimiento.

Las instituciones públicas atienden al 79.3% de la matrícula total; las privadas el 21.7%. En el subsistema universitario estudia el 57.8% del alumnado, en el subsistema tecnológico lo hace el 33%, en la educación normal el 8% y el 2% en las universidades pedagógicas.

La matrícula presenta fuertes desequilibrios pues el 57% de la matrícula total la absorben seis carreras: Derecho, Administración, Contaduría, Educación y Docencia, Medicina y Computación.

Adicionalmente, a pesar de su expansión paulatina hacia las distintas regiones y distritos del estado, sigue habiendo una gran concentración en la ciudad de Oaxaca y zona conurbada.

En tanto a nivel nacional la cobertura de educación superior en la población entre 19 y 23 años se ha incrementado de 23.7% en el ciclo escolar 2005-2006 al 26. 8% en el ciclo escolar 2009-2010, en Oaxaca la cobertura de la educación superior en los últimos cinco años se ha mantenido estancada en un promedio de 17% en el mismo rango de edad.

Mientras la matrícula a nivel nacional creció en la década 2000-2010 en un 47%, en Oaxaca lo hizo apenas en un 21%.

En Oaxaca, la educación superior presenta baja absorción; es decir, bajo porcentaje de egresados de educación media superior que ingresan a la educación superior. Mientras a nivel nacional este el porcentaje es de 79% en Oaxaca apenas llega al 44%.

Una de las razones sin duda son los limitados recursos económicos de las familias para financiar estudios de sus miembros en este nivel educativo, recordemos que Oaxaca padece pobreza multidimensional en la mayor parte de su población. La tercera parte padece pobreza alimentaria. Más de dos terceras partes se encuentra en pobreza de capacidades o de patrimonio.

Aunque pareciera lo contrario, debemos señalar que si existen posibilidades para atender a un mayor número de jóvenes aspirantes en el primer año de ingreso al nivel superior. Según la COEPES se ha detectado un incremento continuo de lugares que quedan vacantes: de 4 mil en el ciclo 2006-2007, a 5,500 vacantes en el ciclo 2008-2009. Es necesario implementar por ello un programa que estimule el aprovechamiento de estos espacios en las instituciones de educación superior. Puede complementarse con una política pública que reoriente la demanda en función de las necesidades del desarrollo del estado y mediante un programa de becas.

En este mismo sentido, es importante mencionar que la presión de la demanda no es homogénea; mientras que Universidad Autónoma Benito Juárez, los Institutos Tecnológicos de Oaxaca y del Istmo, reciben cada año un número de solicitudes de admisión que rebasan el número de lugares disponibles para alumnos de primer ingreso, a las instituciones particulares y a las IES pertenecientes al Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca, les quedan siempre lugares disponibles sin ocupar.

Oaxaca es de las entidades donde se presenta una mayor deserción en este nivel educativo. Sólo el 59% de los jóvenes que ingresan a la educación superior logran culminar con éxito sus estudios de licenciatura. Entre las principales causas del bajo nivel de eficiencia terminal, está la falta de recursos económicos de los estudiantes y sus familias, el mal desempeño escolar, la reprobación y el abandono de estudios por la limitada preparación escolar en los niveles educativos precedentes.

Una de los problemas identificados para la expansión y mejora de los servicios de educación superior estriba en el financiamiento que reciben algunas instituciones como la UABJO, donde el costo por alumno es de los más bajos del país. A pesar de que esta institución recibe la mayor demanda de matrícula en el estado. En el ciclo escolar 2009-2010, la UABJO recibió una demanda de 11 mil 508 solicitudes de nuevo ingreso; solo pudo atender 3 mil 228 de ellas.

En relación con el posgrado, aunque la oferta se ha venido incrementando, es menor al promedio nacional y en su mayor parte de baja calidad, por lo que requiere fortalecerse.

En el periodo 2004-2008, el posgrado creció en 8.69% mientras a nivel nacional lo hizo en 13%. El crecimiento del posgrado se ha dado en las instituciones privadas en tanto que en las públicas se nota un decremento.

En el ciclo escolar 2008-2009 la matrícula de posgrado fue de 1, 868 alumnos de los cuales el 18% estudiaban una especialidad, el 75% maestría y el 7% doctorado. La mayor parte de los estudiantes de posgrado, alrededor de un 78%, se encontraban inscritos en las áreas de educación y humanidades y ciencias sociales y administrativas.

Adicionalmente podemos señalar que no existe una vinculación adecuada entre las licenciaturas impartidas con los sectores productivos del estado de Oaxaca.

Un tema fundamental vinculado a la educación superior es el de la ciencia y tecnología que en Oaxaca se abandonó prácticamente a su suerte durante los últimos gobiernos.

 

Relacionado

Estilo dinámico

Estilo dinámico

MÉXICO, DF.- La casa italiana Marella propone una colección para