Saturday, December 20, 2014 - 11:12

Acusa a comandante de intento de extorsión

ESTEBAN MARCIAL

El abogado del sindicato de los trabajadores del Gobierno del Estado, Héctor Renato Morales García, negó haber cometido el delito de violación en agravio de una dama, hechos que presuntamente ocurrieron en un hotel de Puerto Escondido.

De visita a la redacción de NOTICIAS, dijo no haber participado en ningún delito, por lo cual está dispuesto a presentarse cuando sea requerido, por el Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría Regional de Justicia en esa región.

LOS HECHOS

Mencionó que efectivamente, el 13 de septiembre pasado, viajó en compañía de su chofer José Urbano Sánchez Castellanos para participar en una diligencia dentro de un expediente familiar en el Juzgado Mixto de Primera Instancia de Puerto Escondido.

Por la noche, llegaron al hotel "Las Gaviotas" y ocuparon la habitación número 10, pero minutos después se dirigieron a un cantabar ubicado en la misma zona adoquinada de ese lugar.

Ahí, su chofer contactó a una mujer que llegó al bar acompañada de dos hombres, quien decidió acompañar a su chofer a su cuarto.

El abogado litigante, mencionó que nunca utilizaron su vehículo particular, como se menciona en la nota periodística, sino abordaron un taxi y mientras él viajó en el asiento del copiloto, la mujer y su chofer lo hicieron en el asiento trasero.

ESTUVO UNOS 5 MINUTOS

Morales García dijo que la mujer estuvo al menos cinco minutos con su chofer, ya que al entrar a la habitación, comenzó a llorar al indicar que tenía problemas de dinero, aunado a que le rompió una cadena a José Urbano Sánchez.

Debido a ese incidente, llamó la atención a su chofer, por lo que éste y la mujer salieron del hotel, pero más tarde le llamó por teléfono para que regresara, ya que sabía que no tenía dinero.

Ahí permanecieron toda la noche y entre las 7:30 y 8:00 horas del día 14, salieron del hotel, pero en ese momento, el administrador le pidió el pago extra por la entrada de la mujer.

DENUNCIA ACOSO

Detalló que una vez en la ciudad, el día 15 por la noche, recibió varias llamadas de la ejecutora del juzgado Lourdes Pérez, quien le indicó que la comandante de Delitos Sexuales de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), Mónica (Zuccolotto Vásquez), lo estaba investigando por una denuncia de violación en el hotel donde se habían hospedado.

Según Héctor Morales García, esta persona le dijo que podía "detener" la investigación de la comandante a cambio de dinero.

Y fue a través de un mensaje a su teléfono celular, cuando el día 19 de septiembre, le pidió la cantidad de 40 mil pesos para no continuar con la investigación.

Debido a ello, el 20 de septiembre se trasladó a Puerto Escondido y se entrevistó con el Ministerio Público para intervenir la averiguación; sin embargo, fue notificado que no existía ninguna averiguación previa en su contra.

DENUNCIA EXTORSIÓN

Ante ello, regresó a la ciudad y decidió presentar una denuncia por extorsión, donde mencionó a la ejecutora del juzgado y a la comandante de Delitos Sexuales en la región Costa, como quienes le enviaron los mensajes para exigirle el dinero.

Relacionado