Tuesday, September 2, 2014 - 21:08

Proyecto eólico de Mareña, en alto riesgo de abortar

REYNALDO BRACAMONTES

El caso Mareña Renovables, empresa que busca trabajar de la mano con las comunidades indígenas de Santa María y San Dionisio del Mar, a través de un proyecto eólico con valor de más de mil millones de dólares y su disposición de compartir un porcentaje de sus ganancias con los pobladores, para revertir los rezagos que por siglos acusa la región, trascendió las fronteras y se coloca en un tema de la mayor relevancia en la agenda del gobierno de Ernesto Peña Nieto.

El primero de diciembre pasado, durante la toma de protesta del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, la embajadora australiana Katrina Cooper, le entregó al canciller mexicano José Antonio Meade, una carta solicitando su intervención ante el mandatario federal, "para solucionar el conflicto en el Istmo de Tehuantepec, que ha impedido el inicio de la obra de construcción del parque eólico de Mareña Renovables".

La embajadora, en representación del Fondo Australiano Macquarie, le subraya al canciller que "el proyecto corre el alto riesgo de ser cancelado, lo cual suspenderá una inversión cercana a los 15 mil millones de pesos, y la construcción del parque eólico más grande de América Latina".

Asimismo, en su carta, la embajadora manifiesta que "si bien la empresa ha recibido el apoyo del gobernador Gabino Cué Monteagudo, su administración no ha sido capaz de solucionar el problema que se ha complicado por el manipuleo de personas ajenas a las comunidades del Istmo".

De acuerdo a fuentes de la cancillería mexicana, en el documento entregado al canciller mexicano José Antonio Meade, la embajadora australiana Katrina Cooper, solicita la intervención del Estado Mexicano y lamenta que personas ajenas a las comunidades de Santa María y San Dionisio del Mar, estén entorpeciendo el progreso de miles de indígenas de la región.

El proyecto eólico de 396 MW, de Mareña Renovables, valorado en 15 mil millones de pesos (985 mdd) y emplazado en el Estado de Oaxaca, suministraría electricidad a la compañía de bebestibles más grandes de Latinoamérica, Femsa, y la cervecera local Cuauhtémoc Moctezuma.

El proyecto de parque eólico en la barra de Santa Teresa en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, respeta la herencia natural y cultural de la región y preserva las actividades pesqueras de la Laguna de Tileme en San Dionisio del Mar:

* Protege los manglares e incluye un programa de reforestación

* Permite continuar con actividades pesqueras en la laguna de Tileme

* Incluye conservación de la tortuga marina y de la liebre de Tehuantepec.

Relacionado