Tuesday, September 2, 2014 - 04:09

S-59 amarga la boda de Chapoy

HUGUET CUEVAS

Profesores de la Sección 59 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) se apostaron ayer por la tarde en el atrio del templo de Santo Domingo de Guzmán para aprovechar la boda de Rodrigo Dávila Chapoy, hijo de la locutora Patricia Chapoy y, con cartulinas, exigir pago de salarios al gobierno de Oaxaca.

Los inconformes habían iniciado una huelga de hambre desde el viernes pasado para demandar la atención del gobierno estatal, pero al trascender que Rodrigo Dávila Chapoy se casaría en el templo de Santo Domingo, los inconformes decidieron aprovechar el escenario para protestar.
Por la mañana, el dirigente de la gremial Humberto Alcalá Betanzos habría informado que todavía estaban valorando si intentarían boicotear el evento, --después de la ceremonia religiosa se trasladaría al Jardín Etnobotánico--, pero no confirmó.
En tanto, miembros de la Sección 59 del SNTE que se mantenían en plantón en el Atrio, estaban a la caza de cualquier celebración que pudiera llevarse a cabo durante el día. Incluso, al mediodía, los manifestantes se confundieron de boda y se apersonaron a un costado de la puerta principal al templo, para hacerse visibles con sus cartulinas. La boda no era la de Rodrigo Dávila.
Por la tarde comenzó a difundirse que el evento se llevaría a cabo a las 7 de la noche, motivo por el cual, nuevamente los inconformes se plantaron en el acceso principal al Templo. En la zona se pasearon los supuestos invitados a la boda, quienes solo cruzaron el Atrio y al parecer ingresaron al Jardín Etnobotánico por diferentes accesos.
Los miembros de la Sección 59 del SNTE aprovechaban la llegada de los invitados para hacerse presentes y mostrarles sus cartulinas donde pedían al gobierno de Gabino Cué el pago de sus salarios y entrega de documentación oficial para alrededor de 12 mil niños.
Sólo los turistas que ingresaban al Templo los tomaron en cuenta e incluso, algunos aprovecharon para capturar algunas fotografías. Mientras tanto, representantes de la Secretaría General de Gobierno intentaban confundirse con los inconformes en busca de información.

 

Relacionado