Miércoles, Agosto 20, 2014 - 19:22

Basura e inundaciones en Santa Lucía del Camino

HUGUET CUEVAS/FOTOS: MARIO JIMÉNEZ LEYVA

SANTA LUCÍA DEL CAMINO, OAX.- Encharcamientos, olor fétido, coladeras tapadas, basura en los arroyuelos y cauces del río; nada de esto es nuevo.

Como si se tratara de un cuento de nunca acabar, en esta municipalidad el problema de las inundaciones, causado en parte por la basura acumulada en las coladeras, vuelve y se incrementa cada temporada de lluvias. Ni los ríos o arroyuelos se salvan.

Tampoco las recomendaciones del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC) o las advertencias y reprimendas entre los vecinos han disminuido la cantidad de basura abandonada y acumulada en algunos afluentes, como tampoco las alcantarillas atiborradas de desechos orgánicos e inorgánicos.

"¡Hasta perros muertos hemos encontrado!", exclamó uno de los vecinos, mientras regresaba del trabajo rumbo a su casa.

INDIGENTES Y DELINCUENTES

Doña Gloria Olmedo es habitante de la colonia del Bosque en el sector Paraíso de esta municipalidad; a su consideración, la presencia de indigentes en la zona también ha agravado el nivel de producción de basura porque "a ellos nadie les puede decir nada".

Expuso que a pesar de que los vecinos se mantienen unidos --no sólo por la preservación del medio ambiente, sino por la inseguridad que también incrementó en los últimos meses--, son personas externas a la colonia las que contribuyen a la contaminación del afluente y las calles.

Dijo que aumentó la presencia de indigentes en el río. "Incluso, esto ha repercutido en la inseguridad, aparte de que hacen sus necesidades aquí en la calle y en el río, también se drogan e incluso hasta se prostituyen. Esta zona ya se volvió muy insegura", señaló.

El Río Chiquito que atraviesa esta colonia de Santa Lucía del Camino es sólo un ejemplo. Aunque apenas hace una semana fue desazolvado y se limpió, en sus márgenes ya hay rastros de excremento humano, papel y basura orgánica.

"Uy, no sirve de nada, apenas uno limpia el río y al ratito ya está bien sucio; la gente de fuera pasa en su bicicleta y arroja ahí bolsas de basura, también los taxistas que circulan por aquí, ¡se les hace fácil!", fue la queja de don Martín, vecino de la colonia.

El hombre lamentó: "Antes éramos muy unidos, ésos árboles que rodean este arroyuelo fueron sembrados por los vecinos, pero ahora ya estamos muy divididos, ya no hay tanta unión".

INUNDACIONES EN ZONAS BAJAS

Las lluvias pasadas originadas por la tormenta tropical "Barry", provocaron inundaciones en zonas bajas de la ciudad y hasta estancamiento de vehículos en este municipio. Pero el mayor temor de los habitantes es que el río aumente su nivel y pueda desbordarse.

Cerca de ahí, entre las calles El Bajío y López Portillo, donde atraviesa el Río Salado, existe otro sitio que también se ha convertido en una especie de basurero público. Bolsas de jabón, detergente y comida chatarra permanecen abandonadas en las orillas.

"Tiene mucho tiempo que no se desazolva este afluente, nos da miedo que ahora que vienen más lluvias, se vaya a llenar pronto y se salga, ¿qué vamos a hacer si eso ocurre?", expuso otra de las colonas.

Los habitantes de la zona han colocado anuncios, leyendas advirtiendo "no tirar basura", sin embargo, nadie hace caso.

"Vivimos a escasos dos o tres metros de este río, aunque se ve chiquito, con una lluvia fuerte como la de hace unas semanas, nos va a inundar, el problema es que nadie viene a hacerse cargo de la problemática, no hay autoridad", señaló otra de las afectadas.

DAÑOS POR LAS LLUVIAS

En tanto, en inmediaciones del Estadio "Benito Juárez", las calles no lucen mejor. Los efectos de las recientes lluvias son evidentes. Las coladeras viejas y sin rehabilitarse representan un peligro latente para la ciudadanía. Aunque las algunas ya se vaciaron, otras mantienen restos de desechos. A mediodía es fácil esquivar los obstáculos, pero por las noches podrían provocar hasta accidentes, sobre todo a los niños y personas de la tercera edad.

Y es que el conflicto político que prevalece en esta población, derivado de la disputa de poder entre el presidente municipal Pedro Cabañas Santamaría y algunos de sus concejales, ha mantenido a la población marginada de servicios públicos. Incluso, los habitantes se quejaron de la ausencia del camión recolector.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Santa Lucía del Camino se encuentra en poder de la Policía Estatal y las autoridades municipales despachan en oficinas alternas.

BAJA MARGINACIÓN

El municipio de Santa Lucía del Camino cuenta con alrededor de 44 mil habitantes. De acuerdo con el catálogo de localidades de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), presenta un grado de marginación "bajo" y un "muy bajo" rezago social.

Recomendaciones:

-Mantener un monitoreo constante de las indicaciones emitidas a través de los medios de comunicación por las autoridades de Protección Civil.

- Tener a la mano un directorio con teléfonos de emergencia.

- Realizar la limpieza de patios y azoteas de viviendas e instalaciones públicas (escuelas, edificios públicos, comercios y oficinas) para no obstruir desagües.

- Recoger la basura de la calle, para evitar que obstruya el paso del agua a las alcantarillas.

- En caso de vivir cerca de ríos o barrancas, ubicar los lugares que tradicionalmente se habilitan como albergues.

- De manera coordinada con vecinos y autoridades de la comunidad, municipio, o ciudad diseñar un plan de desalojo en caso de afectaciones mayores.

- Ante la amenaza de inundación, desconectar interruptores de energía eléctrica, así como cerrar válvulas de gas y agua.

Relacionado