Martes, Julio 22, 2014 - 10:39

La policía se mantuvo a la expectativa al no poder intervenir

A golpes actuario intenta desalojar a una familia

Un añejo conflicto familiar y disputa por una vivienda, derivó en agresiones a una persona de la tercera edad y varios menores

ABIGAIL HERNÁNDEZ

Numeralia

2008 Fecha en que inició el conflicto familiar

1 Casa en disputa por la vía legal y por medios violentos.

SALINA CRUZ, OAX.- Sin una orden de desalojo física, el actuario Juan Gabriel Jiménez intentó desalojar con evidente abuso de autoridad y a golpes a una familia en esta ciudad y puerto, sin que la Policía Municipal pudiera intervenir y se quedara sólo como espectadora.

Alrededor de las 9:30 horas de este lunes el actuario Gabriel Jiménez, acompañado de otro supuesto actuario llamado Víctor Miguel García, llegaron al domicilio ubicado en la calle Laborista, sin número, de la colonia Barrio Nuevo, con el objetivo de ejecutar una orden de desalojo a favor de la señora María Elena Martínez, albacea de la propiedad.

Sin embargo, ante la oposición del hermano de la interesada, Nicolás Martínez, y de la esposa de éste, Rosa María Vásquez, para desalojar la vivienda, con el argumento de que nunca recibieron

alguna notificación previa y que el actuario tampoco llevaba la orden respectiva en el momento, de manera violenta el abogado Gabriel Jiménez irrumpió en la vivienda en compañía de Miguel García.

Los supuestos funcionarios alegaban que la citada orden de desalojo estaba bajo resguardo con el expediente respectivo con una de sus compañeras, y que lo entregaría más tarde. Y sin acatar la

Ley, ni importarles que había una anciana y tres menores de edad discapacitados dentro, Gabriel Jiménez y Miguel García los golpearon.

De pronto se desató el caos, ya que Nicolás Martínez y su esposa intervinieron para evitar más agresiones a la anciana y los menores por parte del actuario y su acompañante, con los que se manotearon entre gritos, insultos y llanto de los menores.

Al enfrentamiento se sumó a la escena la compañera del actuario que llevaba el acta de desalojo y por una rendija le pasó el documento a Gabriel Jiménez para justificar sus acciones, y enseguida se unió a sus compañeros y a golpes exigieron la entrega del inmueble, por lo que incluso los moradores defendieron a mordidas lo que consideran su hogar.

En tanto, los policías municipales se mantuvieron a la expectativa, debido a que las agresiones se perpetraron adentro de la vivienda y por Ley carecen de facultades para intervenir.

Este problema data del año 2008, cuando Carlos Martínez López era el propietario del inmueble y presuntamente fue asesinado por su hermano Telésforo Martínez López, trabajador de Petróleos

Mexicanos, quien sin embargo no fue detenido por falta de denuncia penal y quien nombró como albacea de la misma casa a su hermana María Elena Martínez, a quien ahora la autoridad favoreció para que la vivienda fuera desalojada y pase a su poder, lo que ayer no pudo ser logrado por el actuario Gabriel Jiménez, quien ya casi al mediodía, al enterarse de que al lugar acudiría una Comisión de Derechos Humanos, se dio por vencido y se retiró del predio.

Finalmente los representantes de Derechos Humanos llegaron al lugar de los hechos y certificaron las lesiones de la familia, por lo que se espera que en breve emitan la recomendación correspondiente por el caso.

Relacionado