Jueves, Julio 24, 2014 - 20:33

Violencia en Juchitán

ROSELIA CHACA/CORRESPONSAL

Juchitán, Oax.- Al menos cinco personas detenidas, más de una docena con heridas leves, un policía estatal con herida de bala en el abdomen, dos bloqueos carreteros y un vehículo quemado, es el saldo que dejaron dos operativos de desalojo de invasores a predios privados en Juchitán, por parte de la policía estatal.

PRIMER OPERATIVO

Como fallido se catalogó el primer operativo policiaco de desalojo que emprendió la Secretaría de Seguridad Pública en tres predios invadidos por la Organización Ciudadana para la Libertad del Istmo (OCLI) de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI) que encabeza Rosa María Sánchez López , ex esposa del ex presidente petista Mariano Santana López.

En el operativo que comenzó a las 05:30 horas de la mañana de este viernes participaron más de 500 elementos policiacos. Primero intentaron desalojar a los invasores del predio de Ciro Sánchez, papá de Héctor Sánchez, localizado cerca del Periférico entre las colonias Gustavo Pineda y Mártires 31 de julio, en donde con gas dispersaron a las personas concentradas en la zona, según el informe oficial.

En el operativo, los invasores lanzaron piedras y se enfrentaron a los uniformados que detuvieron a cinco personas que respondieron a los nombres de Jaime Regalado Gallegos, Daniel Desales Cruz, Ernesto Zárate Gutiérrez, Rubén Ciriaco Perea y Ulises Ruiz Cruz.

Después del retiro de la policía, los paracaidistas se reorganizaron y con más seguidores de OCLI se posesionaron de los tres predios. También fue fallido el desalojo a las tierras privadas de la familia del priísta Héctor Matus, localizadas a un costado de la carretera a Ixtaltepec, así como en las cuatro hectáreas de la señora Emma Musalem Santiago, a un costado del Periférico.

Posteriormente, los invasores bloquearon tres puntos de la carretera federal; el primero rumbo a La Ventosa, entre el entronque que hace el periférico y Gas del Istmo, el segundo en el periférico rumbo a El Espinal, el tercero en el camino a Ixtaltepec por el Canal 33, en protesta por los operativos y la retención de cinco personas.

SEGUNDO OPERATIVO

Por la tarde, la policía volvió en un segundo intento al operativo de desalojo en cuatro predios privados invadidos por la COCEI y el PRI; en esta ocasión fue exitoso hasta el cierre de esta nota, aunque los expulsados se reorganizaron por la noche para volver a ocupar las tierras, ante la falta de resguardo de las mismas.

Los elementos policiacos comenzaron con el predio bardeado denominado Colonia La Joya que se localiza en el cruce del circuito periférico y carretera Panamericana, que es controlado por el grupo político priista que dirige Alberto López Lucho.

Después avanzaron por el periférico y desalojaron las tierras de la señora Emma Musalem, para luego avanzar con dos predios más que se localizan en el mismo circuito, propiedad de los señores Cirilo Sánchez y David Matías.

Los desalojados, en respuesta a la acción policiaca cerraron un tramo del circuito con piedras y palos, además de quemar una camioneta que retuvieron por la mañana mientras circulaba de casualidad por la zona.

De este segundo desalojo salió herido de bala el policía estatal Juan Carlos José Castillo, de 29 años, que fue canalizado al hospital general "Macedonio Benítez Fuentes" de Juchitán.

Al cierre de esta nota, los desalojados volvían a bloquear la carretera federal Panamericana a la altura del Periférico y la salida a Playa Vicente.

Los antecedentes

La policía estatal arribó desde el jueves a la ciudad de Juchitán para planear el operativo que no logró el objetivo de recuperar los predios; por el contrario, provocó que las invasiones se reforzaran.

Es importante señalar que el pasado martes, se conformó el Frente Amplio Juchiteco Contra las Invasiones, integrado por representantes de las organizaciones campesinas y pequeños ganaderos, usuarios del Distrito de Riego Número 19 y la Alianza del Transporte Federal, quienes exigieron la desaparición de poderes en el municipio y el estado de Oaxaca, toda vez que las autoridades toleran y promueven la impunidad en los delitos de despojos, dijeron.

Argumentaron que cansados de la incapacidad de respuesta de las autoridades para desalojar a los invasores de los terrenos, se organizaron para "hacer justicia por propia mano", pues las denuncias ante el Ministerio Público no sirven de nada y no se hace justicia.

Debido a la incompetencia y desinterés del gobierno municipal y estatal para resolver el problema de las invasiones y despojos de propiedad privada y federal, solicitaron la inmediata intervención del gobierno federal, como único recurso antes de que se presenten consecuencias fatales, toda vez que los propietarios de los predios invadidos y los amenazados de ser invadidos están decididos a "defender con la propia vida sus patrimonios".

Responsabilizaron de todos los despojos e invasiones a los grupos políticos coceístas que encabezan Mariano Santana López, Leopoldo de Gyves, Gloria Sánchez López, Alberto Reyna Figueroa, Héctor Sánchez López, y priistas como López Lucho, Héctor Matus Martínez, entre otros.

"Han hecho de las invasiones de terrenos particulares un enorme negocio político y económico, convirtiendo estas prácticas delictivas en un modelo y una escuela para sus seguidores. Son invadidos por delincuentes con el objeto de allegarse de clientelismo corporativo para el próximo proceso electoral y hacer negocio con la venta de los terrenos", señalaron.

Mencionaron que de esa nueva escuela delictiva surgieron nuevos invasores como Rosa María López Sánchez, Emilio Montero Pérez, sobrino de Leopoldo de Gyvés, un vendelotes llamado Jehová de la Cruz.

Ante la ingobernabilidad, el vacío de poder y aplicación de la ley, anunciaron una marcha el próximo domingo por la mañana en Juchitán, para exigir la intervención del gobierno federal y hacer de manifiesto el hartazgo de la sociedad ante la crisis que atraviesa la ciudad.

Relacionado