Miércoles, Agosto 20, 2014 - 05:42

Tienen jóvenes presión alta

Obesidad, sedentarismo, tabaquismo y estrés son los principales factores que han propiciado que actualmente un 10 por ciento de adolescentes capitalinos padezcan niveles altos de presión arterial , los cuales superan, por mucho, las cifras que, en promedio, presentan sus similares de países en América Latina, como Colombia y Costa Rica, con un 3 y 5 por ciento, respectivamente.

Liria Yamamoto, coautora de la investigación Presión arterial y factores de riesgo en adolescentes de la Ciudad de México, considera que es muy grave que personas tan jóvenes presenten estas cifras, pues si dichos números continúan así pueden originar hipertensión, un padecimiento que en este sector de la población es regularmente asintomático.

La mayoría de los jóvenes que están por arriba del valor normal de presión arterial no presentaron ni refirieron ningún síntoma aparente, caso contrario de algunos adultos, quienes por lo general refieren algunas molestias, como dolor de cabeza, fatiga, zumbido de oídos, mareos, entre otros, advierte la también académica de la Facultad de Medicina de la UNAM.

"Esto es muy delicado, pues si el muchacho no sabe que tiene hipertensión, además sigue fumando, no hace ejercicio, está estresado y permanece con sobrepeso, aunque no presente síntomas, el daño en su organismo será progresivo y crónico", alerta Yamamoto.

Sin síntomas

Al no diagnosticarse oportunamente la hipertensión se incrementaría la incidencia de enfermedades renales, cardiacas y cerebrovasculares en la población capitalina.

"Existen investigaciones contundentes en otros países que coinciden en la necesidad de estudiar las cifras de tensión arterial en niños y jóvenes, porque aquellos que manejan valores altos se mantendrán así por muchos años, hasta desarrollar propiamente hipertensión arterial.

"Lo que nos interesa", precisa la también académica de la Facultad de Medicina de la UNAM, "es identificar a las personas que pueden estar en peligro y entonces actuar a tiempo".

Según este estudio, casi un 50 por ciento de los adolescentes con valores altos de presión arterial también padecían sobrepeso u obesidad.

Sin embargo, el asunto es mucho más delicado, pues no sólo se trata de malos hábitos nutricionales, también existe una relación con la falta de actividad física.

Además, hay que agregar el problema del tabaquismo; adicción que cada vez resulta más frecuente entre los jóvenes del DF.

Otro factor que se ubicó como causal importante fue el estrés, pues en esta investigación se tomaron en cuenta algunos aspectos del entorno cercano en el adolescente, como la muerte o enfermedades de los padres, divorcios, problemas económicos dentro de la familia, ya que el hecho de que un joven viva en un ambiente hostil, puede incidir también en un aumento de su actividad cardiovascular, puntualiza la especialista en epidemiología.

Prevenir ante todo

La hipertensión puede ser una enfermedad silenciosa, por ello es muy recomendable que adquiera un aparato para medir la presión arterial (baumanómetro) y realizar tomas frecuentes a toda la familia. En el mercado existen mecanismos digitales que no requieren de conocimientos especializados por parte del operario.

- Si la presión arterial en niños y jóvenes llega a este límite o lo supera, consulte a su médico:

Edad (años)             Presión arterial (mm Hg)

    3 a 5                             116 / 76

    6 a 9                             122 / 78

   10 a 12                           126 / 82

   13 a 15                           136 / 86

Fuente: Segundo Informe de la Agencia Estadounidense para el Control de la Presión Arterial en Niños

- Clasificación de la hipertensión arterial en adultos, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Categoría      Presión arterial (mm Hg)

 Óptima                  120 / 80

 Normal                   130 / 80

 Normal alta      130-139 / 85-89

               - Hipertensión -

Etapa 1             140-159 / 90-99

Etapa 2             160-179 / 100-109

Etapa 3                 +180 / +110

Fuente: OMS

MICHELL SCHWULERA/AGENCIA REFORMA

Relacionado