Friday, October 31, 2014 - 23:57

TESTIMONIOS DOCUMENTALES DEL ARCHIVO GENERAL

Gobernadores de Oaxaca

Tercera parte

Con esta presentación de la Galería de personajes que se han desempeñado en nuestra entidad oaxaqueña como Gobernadores, abordamos algunos aspectos relevantes de la actuación que tuvieron en esta importante posición.

En la primera década del Siglo XX, especialmente en los años que se gesta el movimiento armado de 1910, el Estado de Oaxaca fue escenario de las cruentas luchas que se dieron a lo largo y ancho de su territorio, entre las fuerzas constitucionalistas y las soberanistas, dándose en esta etapa, un relevo constante de personajes que asumieron la conducción del poder político y militar del Estado de Oaxaca.

En primer término destacamos que en el año de 1910, cuando se celebró en el país el primer centenario del inicio del movimiento de la Independencia, el Censo Nacional de Población registraba que el estado de Oaxaca, contaba con 1 millón 40 mil 398 habitantes y en ese año, al resultar nuevamente reelecto como Presidente de la República, el General oaxaqueño Don Porfirio Díaz, se efectúa la toma de posesión, el 1º de diciembre de ese año, cuando en Oaxaca se reelige también como Gobernador del Estado, el Lic. Emilio Pimentel para el período 1910-1914. Sin embargo en la zona de Tuxtepec, en enero de 1911, se levantaron en armas a favor del Maderismo, Don Sebastián Ortiz y Don Adolfo Palma, enfrentándose a las tropas porfiristas en un cruento combate que tuvo lugar en las cercanías del poblado Chinanteco de San Lucas Ojitlán, en donde los mencionados cabecillas, fueron derrotados y obligados a refugiarse en la Sierra Mazateca para volver a sublevarse en las zonas de Teotitlán y Coixtlahuaca.

El 12 de mayo del mismo año, el Gobernador Pimentel renunció a la gubernatura y fue sustituido por el Mayor Félix Díaz, sobrino de Don Porfirio e hijo del General del mismo nombre a quien apodaron "El Chato", el que se ve obligado a renunciar a la gubernatura, el 3 de junio del referido año y en su lugar ascendió al puesto Don Fidencio Hernández quien destacaba por ser uno de los lideres más importantes de la región serrana.

Cuatro días más tarde, entrega el poder al Lic. Heliodoro Díaz Quintas, el cual logró retenerlo hasta el 23 de septiembre del mismo año y durante su gobierno intentó incorporar a los rebeldes a las fuerzas regulares, logrando asimismo, la apertura de algunas escuelas de nivel superior y un mayor impulso al Instituto de Artes y Ciencias de Oaxaca, a sí como a la Escuela Normal Superior, otorgándoles más presupuesto para su operación. El día 15 de junio el gobernador Díaz Quintas, derogó el lema de "Constitución y Reformas", para implantar mediante Decreto, en el Estado de Oaxaca, el lema que se mantiene hasta la actualidad "Sufragio Efectivo. No Reelección".

El 23 de septiembre de 1911, asume la gubernatura de Oaxaca, Don Benito Juárez Maza, hijo del Benemérito de las Américas. En octubre de ese año, se suscitaron fuertes enfrentamientos entre dos barrios de Tehuantepec, en los que resulta asesinado el Lic. Don Carlos Woolrich, quien se desempeñaba como Jefe político, sostenido por el Gobernador Juárez Maza. Posteriormente el 25 de octubre, se dio la sublevación del Lic. José F. Gómez, más conocido como el "Ché Gómez", quien luchaba por la reivindicación de los derechos indígenas en la población de Juchitán.

Juárez Maza ordenó el encarcelamiento del Ché Gómez, por haberse entrevistado de manera directa con Don Francisco I. Madero, de quien logró la designación del General Cándido Aguilar como Jefe Político en el Istmo, tal situación fue considerada por el Gobernador Juárez Maza, como una violación a la soberanía del Estado de Oaxaca, por lo que procedió a designar como Jefe Político a Don Enrique León con el objeto de restablecer su autoridad; al abandonar por dos días el estado de Oaxaca, por ferrocarril, en su lugar ocupo el puesto en forma interina, el Lic. Constantino Chapital y cuando el Ché Gómez, de nueva cuenta quiso entrevistarse con Madero, a su paso por Rincón Antonio (hoy Matías Romero), fue bajado por las autoridades del tren que lo transportaba, al enterarse que se aproximaban a ese sitio las fuerzas de la federación para brindarle protección a Gómez, contratando un sicario de nombre Tomás Carballo, lo mandaron a ejecutar en la periferia de la referida población.

El 21 de abril de 1912, un día después de haber cenado con Don Francisco I. Madero y un oficial del Estado Mayor de origen oaxaqueño, el Lic. Benito Juárez Maza, muere de un paro cardiaco, siendo designado en su lugar, el Lic. Alberto Montiel, quien solo duró en el cargo los siguientes tres meses.

Aunque, el 27 de julio de ese mismo año por Decreto oficial quedo designado como Gobernador el Lic. Miguel Martínez, éste entrega el poder al Lic. Miguel Bolaños Cacho el día 17 de agosto, quien de manera inmediata solicito refuerzos militares a la federación para resguardar la paz social en las regiones del estado, sobre todo de la sierra norte, en la cual se habían efectuado numerosos saqueos y otros enfrentamientos entre distintas facciones de la región, logrando sostenerse en el poder hasta el 14 de julio de 1914, en que se vio obligado a entregar la gubernatura al Lic. Francisco Canseco, quien durante su encargo asistió en compañía del Lic. Onésimo González, a la Soberana Convención Revolucionaria de Aguascalientes, donde ambos fueron acusados de reaccionarios y obligados a regresarse para Oaxaca, por la exigencia de algunos delegados asistentes a esa histórica reunión, como fueron Don Manuel García Vigil y el propio Álvaro Obregón.

Más tarde el 4 de noviembre, el General Luis Jiménez Figueroa, apoyando al constitucionalismo, asaltó el Palacio de Gobierno y logró capturar al Gobernador Canseco y algunos de sus colaboradores; sin embargo es hasta el 30 de noviembre cuando éste dejo el poder, siendo relevado por el Lic. José Inés Dávila, quien tenía el buen antecedente de haber sido un brillante alumno del Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca y el cual durante su gobierno emitió un Decreto a través del cual el Estado de Oaxaca reasume su soberanía y se separa de la Federación, de acuerdo con la Constitución Política del 5 de febrero de 1857, que consideró violada por los constitucionalistas.

Como Gobernador creó fuerzas defensoras del estado con batallones provenientes de las zonas Mazateca y Sierra Norte. Sin embargo, el 17 de agosto de 1915, Don Venustiano Carranza designó Comandante militar y Gobernador de Oaxaca al General Jesús Agustín Castro, el cuál se instaló en el Istmo de Tehuantepec, para desde ahí combatir a los soberanistas.

Al concluir la llamada etapa del Caudillismo en Oaxaca, prosiguieron los gobiernos encabezados por varios personajes que asumían el poder por la vía de vinculación con los titulares de las administraciones gubernamentales (federales) en turno, de ahí que algunos autores han clasificado a esos períodos de Gobiernos Estatales, como los regímenes del Callismo, Cardenismo, Ávila Camachismo y Alemanismo, prosiguiendo con los posteriores regímenes desarrollistas, hasta llegar a la etapa actual.

Relacionado