Wednesday, October 22, 2014 - 17:23

ERAN LOS DEL MUNICIPIO TUXTLECO

Con todo y limusina, celebran sindicatos el Día del Trabajo

Itzel Grajales

Tuxtla Gutiérrez, Chis.- Con una flamante limusina, el Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez (Sutesa) encabezó su marcha por la Avenida Central, ayer en la conmemoración del Día Internacional del Trabajo; irónicamente, su líder, Carlos Valdivieso Santiago, pedía a viva voz mejores servicios sociales y salarios para “la clase más humilde”: los trabajadores.

Al frente de unas 700 personas, Valdivieso –micrófono en mano- reclamaba a un “corrupto y mentiroso” gobierno municipal por las “promesas incumplidas” de un aumento de sueldo y un programa de vivienda digna; cuando fue cuestionado:

—¿A qué gobierno se refiere? ¿Al del expresidente municipal, Yassir Vázquez, o al del actual, Felipe Granda?

—A todos y a ninguno en particular. Lo que queremos es que nos cumplan lo que nos quedaron a deber.

—En este marco del Día del Trabajo, usted habla de la explotación que persiste contra los trabajadores, pero ¿es necesario salir a marchar con una limusina?

—No es propiedad del sindicato, sino de un empresario que, de forma gratuita, obsequia su desfile para los trabajadores del municipio... sólo es una unidad. Es más, los trabajadores estamos desfilando de aquí para atrás…

SE TREPÓ

Aunque el dirigente sindical se deslindó así del vistoso vehículo blanco, repentinamente se trepó a su techo, donde, una vez de pie, empezó a gritar:

“¡Para los amigos periodistas que preguntaron sobre esta limusina, yo les digo que así como los políticos lo hacen, cada uno de los trabajadores de Sutesa podemos subirnos a ella!”

Desde ahí, dando pasos sobre el vehículo -estacionado momentáneamente frente al Parque Central, y a un costado del Palacio de Gobierno-, lanzó vivas a los Mártires de Chicago, “porque con su lucha nos dieron mejores condiciones de vida.”

Y los agremiados gritaban corearon los vivas que terminaron en porras para el gobernador Juan Sabines Guerrero y el presidente municipal, Felipe Granda Pastrana.

PROMOCIONABAN A PEÑA NIETO

Eran casi las 11 de la mañana. El intenso calor hizo que decenas abandonaran la marcha en ese punto para resguardarse bajo la sombra de un árbol o en los comercios cercanos. Antes, desde las 09:00 horas, pasaron otros contingentes de mayor número, pero menguado ánimo.

Marcharon, primero, los sindicalizados de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), exhibiendo lonas impresas con los logotipos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el nombre de su candidato a la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, quizá aprovechando que esta marcha tuvo lugar en el periodo de campaña electoral federal.

El grupo más numeroso de la CTM fue el de los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); vestidos con sus característicos overoles verdes y cascos, caminaron con evidente desgano, desde la Quinta Poniente hasta la Quinta Oriente. Cuando pasaban por el Parque Central un transeúnte les gritó:

—¡No sean culeros, ya conéctenme la luuuz!

Y la expresión los revivió en risas, seguidos por los del grupo Bimbo y los del Sindicato Único de Trabajadores del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sutsapa), que con pancartas pedían la salida de “los más de 30 aviadores” del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Smapa).

Jorge Luis Gómez Román, secretario general del Sutsapa dijo que muchas de las quejas de los ciudadanos no son solucionados por la ineficiencia del nuevo personal contratado, toda vez que tienen un perfil administrativo y no “de campo” como esta dependencia requiere.

LOS MAESTROS, GALLOS DE PELEA

Por su parte, los agremiados a la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) exigieron la construcción en Tuxtla Gutiérrez de un hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), “aprobada desde 2008 y que solucionaría en gran medida” la carencia de medicamentos y la deficiente atención persistente en esta institución.

Cerca de medio día, los maestros de la Sección 40 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) se estacionaron frente a la explanada, donde cruzaron dimes y diretes con sus colegas del Bloque Democrático de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), llegando, incluso, a “mentarse la madre”.

Las razones, varias: las diferencias por el tema de la evaluación universal, las imposiciones, el próximo relevo en la dirigencia sindical.

Finalmente, cuando las marchas terminaron en el Parque “5” de Mayo, con la llegada de los médicos, enfermeras y administrativos de la sección 50 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud (SNTSA), algunos aprovecharon el día libre para convivir:

—¿Dónde va a ser, pues, compadre?

—Alcánzanos ahí en el Papagayos… ¡está bien buena la botana!, te la dan con la chela.

Relacionado