Jueves, Julio 31, 2014 - 18:39

Avisó a cervecera a sindicado interés de irse de Tuxtepec

Tuxtepec, Oax.- Ante versiones extraoficiales de que el sindicato de la compañía Cervecera del Trópico si fue notificado en meses pasados e informado directamente en la Secretaría del Trabajo de la Ciudad de México del cierre de las dos líneas de producción en la planta Tuxtepec la empresa no cayó en una violación de la Ley Federal del Trabajo.

En entrevista telefónica el líder sindical Andrés Santiago Parada primeramente afirmó que si tiene conocimiento del interés de Grupo Modelo de cerrar la planta pero a decir de él la empresa nunca ha argumentado el por qué o proporcionado razones de fondo que den por hecho este interés.

Andrés Santiago Parada indicó que el desmantelamiento de las dos líneas de producción fue información que circulaba en el interior de la empresa proporcionada por los trabajadores de confianza de la compañía desde hace ya algunos meses, pero negó que haya sido notificado. Jamás creyó que esta se fuera a concretar.

El paro general de producción continúo el día de ayer en la planta y especificó que seguirá hasta que la empresa no detenga el desmantelamiento u obtener alguna respuesta.

Cuestionado sobre el respaldo de la base sindical ante la decisión de paralizar los trabajos de producción el pasado día lunes, Andrés Santiago Parada afirmó en primera instancia que en la última asamblea sindical acudieron alrededor de 800 trabajadores de los 1,170 que integran la asamblea estuvieron de acuerdo en irse al paro de brazos caídos como una forma de protesta ante los futuros movimientos que iniciaría la empresa para desmantelar las líneas de producción.

En segundo lugar se pidió la asesoría de los jurídicos Alberto Hernández Mauro y Salud Carrillo Acosta; este último ex asesor del sindicato de la Fábrica de Papel Tuxtepec provenientes de la ciudad de México y Veracruz, los cuales aconsejaron que el paro de brazos caído era la siguiente acción a emprender dado que la empresa tenía emplazamiento a huelga ante la Junta de Conciliación y Arbitraje desde el pasado 11 de agosto del año 2011, por lo que detener la producción completa de la planta fue la asesoría que recibió el líder sindical.

Andrés Santiago indicó que durante los 50 días de huelga que realizó el sindicato en el año 2010 la empresa desmanteló la línea de producción número uno, y les informó que la maquinaría sería remplazada por otra con mayores avances tecnológicos pero a la fecha ésta jamás fue reinstalada. Con la suma de otras dos líneas desarmadas serían en total tres de doce líneas que en menos de dos años dejaron de funcionar.

A partir de las conjeturas del líder sindical este desarme se debe a que la empresa en próximas fechas debe de mostrar los registros de producción anual por cada una de las líneas, y dicha maquinaria registra la cantidad neta de producción y por ello detuvo las operaciones en las líneas siete y nueve.

Y prosiguió, al decir que la empresa en esta ocasión está actuando con dolo, ya que la huelga del 2010 el sindicato le ganó a la empresa ésta fue obligada a pagar los salarios caídos, al 60 por ciento dentro de la primer semana de huelga, un incremento salarial del 4.5 por ciento, un día más de aguinaldo y aumento a la ayuda en la canasta básica y de 400 a 420 pesos los vales de despensa.

A pregunta expresa de que si al sindicato cervecero le importa la estabilidad económica de Tuxtepec, ya que es la principal fuente de trabajo hoy en día parea todo el territorio oaxaqueño, el líder respondió que la sociedad tiene ideas erróneas de cómo funciona la empresa, ya que sólo quiere salir ganando y a los trabajadores se le hunde por lo que en un determinado tiempo lo que se logre

Relacionado