Miércoles, Abril 23, 2014 - 14:33

Amenaza Jorge Lavariega a reporteros en Huatulco

HUATULCO, OAX.- "Luego porqué desaparecen los periodistas", sentenció el director de Seguridad Pública Municipal de Huatulco, Jorge Lavariega, a los reporteros: Roberto Emilio Agustiniano, corresponsal del Diario El Imparcial y TV Azteca, y Antonio García, corresponsal del Diario Noticias de Oaxaca y Diario Enfoque.

Mientras los reporteros cubrían la nota del rescate del cuerpo putrefacto de una mujer en playa Chahué, atada de las manos y con una soga al cuello, Jorge Lavariega aprovechó para tratar de intimidar a los reporteros.

"Son unos pinches mentirosos, ya digan la verdad", recriminaba el servidor público a los reporteros, mientras los abrazaba y pasaba sus brazos sobre el cuello de ambos comunicadores y los apretaba con fuerza.

Jorge Lavariega se dice ofendido por la información vertida en los medios hace unos días, cuando los policías desalojaron "a garrotazos" a unos manifestantes que tenían tomada la Agencia Municipal de Santa Cruz Huatulco.

Y es que por órdenes de Jorge Lavariega, los policías municipales hicieron uso de la fuerza pública, resultando lesionadas varias personas, entre ellos mujeres embarazadas y niños.

Al director de Seguridad Pública no le gustó haber quedado en evidencia, luego de publicarse videos y fotografías del desalojo.

A pesar de todo, Jorge Lavariega dice que lo publicado es mentira, argumentando tener en su poder videos que muestran lo contrario.

Luego de solicitarle dichos videos para refutar la versión vertida en los medios, Jorge Lavariega se exaltó diciendo que no, porque era darle importancia y engrandecer "a unos pendejos periodistas".

En tono sarcástico y frente a varias personas, el director de Seguridad Pública dijo a los reporteros que "desde que estaba en la Marina me valían madre los pinches periodistas, los mandaba a la..."

Actitud que asegura, sigue tomando ante los reporteros, misma que es evidente al tratar de intimidar a un par de reporteros, frente a varios testigos presenciales de los hechos, entre ellos bomberos, policías estatales y ciudadanos.

 

"Era una broma", recula Jorge Lavariega

Aunque luego de difundirse la información en los medios radiofónicos, Jorge Lavariega dijo que se trataba de una broma, los comunicadores señalan que: "entre broma y broma, la verdad se asoma", por lo que temen cualquier acto de agresión en su contra.

Responsabilizan también al director de Seguridad Pública Municipal, Jorge Leonardo Lavariega Ortega, de todo lo que les pueda suceder a ellos y a su familia, luego de la amenaza velada expresada por el servidor público.

A la fecha, Jorge Lavariega no ha podido desmentir que lo ocurrido al interior de la Agencia Municipal fue obra de los policías municipales y uno que otro servidor público.

Cabe mencionar que el flamante encargado de la seguridad ordenó a sus policías la destrucción de unas computadoras viejas, que tenían en una bodega de la agencia.

De igual forma, ordenó romper los cristales de una ventana y una puerta, todo con el afán de responsabilizar a los manifestantes, integrantes del Frente Ciudadano Unidos por la Costa (FRECIUC) y fabricarles delitos para así poderlos encarcelar.

Sin embargo, empleados municipales informaron a este medio que todo se trató de un engaño fraguado por Jorge Lavariega y su fiel escudero, Fernando Ayala, así como el Director de Hacienda, Miguel Ángel Archila, el Síndico Walterio Arturo Lavariega y hasta el propio Agente Municipal, Cesar Jacob Martínez Lavariega.

"Ellos mismos sacaron las computadoras viejas de la bodega y las metieron para que los policías las rompieran; además, todo mundo sabe que en esta administración ya no se utilizan ese tipo de computadoras", declararon empleados municipales.

 

REDACCIÓN