Jueves, Abril 24, 2014 - 13:16

Lucifer anda suelto

El simil que abre el título de la pastorela "Lucifer anda suelto" no sólo es prueba de que la ficción alcanzó a la realidad. El grupo de teatro independiente Cuauhpanco presentará en dos funciones, una peculiar pastorela que apela a la diversión, a través del género de la farsa que será montada en el Teatro Juárez.

Carlos Cruz es el director de esta obra, de Juan Sahagún de Campos. Para seguir con la tradición mexicana de las pastorelas, el grupo Cuauhpanco, ha preparado esta pieza para festejar la Navidad de una manera muy mexicana.

Hay que recordar que las pastorelas nacieron durante el virreinato con la finalidad de contribuir a la evangelización de los naturales de las tierras de la Nueva España. Ante la enorme dificultad de explicar los misterios de la religión católica ante una población formada en una matriz cultural diferente, los misioneros españoles utilizaron el teatro como herramienta.

La trama común de las pastorelas es la de que son avisados, por un ángel, del nacimiento de Jesús, así que deciden partir a Belén y en su camino el demonio les pone mil tentaciones. Al final triunfa el bien. Sobre esa trama se teje un rico mosaico de personajes que nos muestran aspectos diversos de las debilidades y virtudes humanas.

Carlos Cruz mencionó más allá de su trasfondo de carácter espiritual, que las pastorelas son piezas con profundo sabor popular mexicano. Es tal el gusto del público por este tipo de teatro , que aún hoy día se escriben pastorelas que reflejan a los tipos de la sociedad mexicana.

El director agregó que ¨Anda suelto Lucifer¨ es una pastorela contemporánea donde las tentaciones se vuelven jocosas por próximas: comida en abundancia, cabareteras tentadoras, productos de belleza ofrecidos por vendedores ambulantes, que tratan de poner ante los pastores la mayor trampa ideada por Lucifer: un bebedizo que les provocará una infección estomacal.

¿Cuándo y dónde?

  • Viernes y sábado
  • 20 horas
  • Teatro Juárez
  • Entrada 30 pesos

por CARINA PÉREZ GARCÍA