Domingo, Abril 20, 2014 - 05:46

Sádico asesinato

Supuestamente por un problema familiar José Alejandro Jiménez Carrillo fue asesinado a golpes en Zimatlán de Álvarez al ser agredido por al menos cuatro personas quienes se encuentran plenamente identificadas.
En la artera agresión resultaron lesionadas Susana Carrillo, la señora Dalila Jiménez y la esposa del occiso, Deyanira Hernández Cruz, quien presenta dos meses de embarazo.
Deyanira Hernández Cruz, de 30 años, relató que el viernes 6 de agosto pasado, se encontraba en el interior de su domicilio, ubicado sobre avenida Juárez, número 904 del barrio San José de Zimatlán de Álvarez.
Entre las 15:00 horas y 16:00 horas su concubino José Alejandro Jiménez Carrillo arribó a dicha casa y durante la comida y platicó con su mamá Susana Carrillo, sus hermano Marcos  Jiménez Carrillo y su cuñada Verónica Montenegro Luna.
En ese momento, su sobrino Edgar Aldair Córdova Jiménez le habló a su papá a quien le dijo "que su tío había llegado a su casa para que arreglaran lo del problema del celular".
Ante tal hecho, José Alejandro Jiménez Carrillo le dijo a su sobrino Edgar Aldair "que ya se estaba pasando de pendejo", esto derivó que Edgar sacara de entre sus pertenencias un gas lacrimógeno, el cual roció en la cara a José Alejandro.
Debido a la agresión, la señora Deyanira auxilió a su concubino y le lavó la cara con refresco de cola. En ese lapso José Alejandro ya no hizo nada más que esperar a su cuñado para arreglar el problema que tenían.
Al dirigirse a su habitación Deyanira recibió un mensaje de texto en su teléfono celular, el cual decía "Que onda ese pendejo donde lo agarre no se la va acabar, se paso de ver... con mi hijo, no sabe en qué pedo se acaba de meter, le voy a quitar lo maldito hocicón, me vale ver... que estén todos sus hermanos".
Debido a la amenaza Deyanira, su suegra Susana Carrillo, Abel Méndez Jiménez y la señora Dalila Jiménez Matías, intentaron llevar a José Alejandro Jiménez Carrillo, al domicilio de su tía Dalila Jiménez Matías, ubicado en calle Cristóbal Colon, número tres del barrio "La Expiración".
Eran las 17:10 horas cuando se encontraban en casa de Dalila cuando al lugar arribaron varias personas a bordo de dos automóviles, uno marca Honda, tipo Accord negro, modelo 2009, sin placas de circulación y otro tipo sedan rojo, conducido por el dueño del Hotel "Nuevo Amanecer".
En ese momento los ocupantes de los vehículos descendieron y comenzaron a golpear despiadadamente con puños cerrados y patadas a José Alejandro, quien por la agresión cayó al piso, lo que aprovecharon los atacantes y lo patearon en la cabeza.
No conformes con ello, con saña le dejaron caer en la cabeza en diversas ocasiones dos pesados bloques de concreto.
Los testigos intentaron proteger a Jiménez Carrillo, no obstante fueron agredidas de igual forma, asimismo encañonadas con un arma de fuego.
A pesar de las súplicas de las mujeres, los agresores lejos de calmar su furia continuaron la golpiza.
Al ver que Jiménez Carrillo sangraba abundantemente de la cabeza, nariz y oídos, los atacantes subieron a sus vehículos y se dieron a la fuga.
Tras realizar una llamada de auxilio, 15 minutos después arribaron ocupantes de la ambulancia de Protección Civil Municipal de Zimatlán, quienes trasladaron al lesionado hacia el Hospital General de San Pablo Huixtepec, sin embargo en el trayecto murió.
De los hechos tomó conocimiento el agente del Ministerio Público quien ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo al descanso municipal.
El cadáver fue identificado por Esteban Marcos, oriundo del Estado de México, con domicilio en calle Texcatlipoca, número 67 de la colonia Halcón, quien relató que su hermano José Alejandro Jiménez Carrillo, contaba con 37 años de edad, era vecino de la avenida Juárez, número 904 del barrio "San Juan", se desempeñaba como soldador y tenía tres hijas, de nombres Viridiana, Carla y Estefani, de apellidos Jiménez Arellano, de  21, 19 y 7 años respectivamente. Además que iba a ser de nueva cuenta papá, pues actualmente su concubina Deyanira Hernández Cruz, presenta dos meses de embarazo.
Más tarde el vehículo marca Honda, tipo Accord negro, fue localizado en el barrio "San Antonio" de San Pablo Huixtepec, Zimatlán y era conducido por Laura Pérez Pacheco, de 31 años, originaria de San Pablo Huixtepec y vecina de Zimatlán de Álvarez, con domicilio en la privada de Moctezuma sin número, quien viajaba con su suegro Porfirio Jesús Córdova Cruz y su cuñada Liliana Córdova Navarro.
Tras identificarse como agentes estatales, los investigadores preguntaron por el paradero de su esposo; sin embargo la señora Laura les dijo que no sabía su paradero.
Ante tal situación y por el homicidio que se investiga, los elementos de la AEI decomisaron el vehículo marca Honda, tipo Accord y lo pusieron a disposición del representante social.
TOMÁS MARTÍNEZ